Qué visitar

Itinerarios

Texto del Cronista Oficial del Concejo de Sariego – Don Florencio Friera Suárez Libro "Asturias concejo a concejo - Sariego" Editado por: Real Instituto de Estudios Asturianos

El paseo por cualquiera de los hoy bien conservados caminos que hay en el concejo –por contraste, han desaparecido los numerosos senderos que acortaban distancias y apenas si quedan caleyes- , ofrece al observador los resultados de la interacción entre el hombre y el medio.

Son rutas recomendables la del Camino de Santiago, que, procedente de la costa, venía de Villaviciosa por Arbazal y continuaba por la cumbre para bajar hasta Figares, desde donde enlazaba con Pedrosa por el camino de la Platería, y seguía luego dos posibles direcciones: una que iba por La Carcabada, Vega, Barbechu y Aramanti para continuar por la parroquia de San Martín de Vega de Poja hasta Pola de Siero; otra dirección es la que iba hacia Berros, pasaba por la iglesia de Santiago y se dirigía hacia Ñora, donde estaban las ermitas de San Miguel y de San Lorenzo para, por el hoy llamado Monte de los Andaluces, continuar hacia El Remedio y enlazar con el camino a Pola de Siero, y desde allí a San Salvador de Oviedo.

En las proximidades a ese tramo del Camino de la Costa se encuentran los edificios religiosos del concejo. Una ruta dedicada a visitarlos sería la denominada De Sandriyanu a San Pedrín. Parte de “El Cruce” en San Román –confluencia del camino real y carretera de La Campa a Nava-, al lado de “Sadriyanu” y de la capilla de San José en El Palacio –que perteneció a la familia Valvidares-; se continúa, tras admirar la iglesia de San Román, por el antiguo camino real en dirección a Pedrosa, desviándose por La Platería hasta el conjunto arqueológico de La Magdalena, con restos prehistóricos, de minas y medievales, coronados por los restos de esta capilla que perteneció al monasterio de de Valdediós; se vuelve a tomar el camino hasta la iglesia de Santiago de Sariego, para continuar hasta el palacio de Moral con la capilla de San Roque, desde donde sería aconsejable seguir hasta la fuente del Pozu Saláu, y, sin beber su agua, ir hasta Vega donde debe hacerse parada en la capilla de Nuestra Señora del Carmen; luego, hay que subir hasta Canal, y, por “Ramundi”, tomar el camino a Villar donde está lo que fue la capilla del santo Ángel de la Guarda, debe bajarse a continuación hasta la iglesia de Narzana, y desde allí, por “La Santín”, continuar hasta la capilla de San Pedrín, junto a la cueva cárstica ya mencionada.

Entre otras muchas posibilidades para la práctica del senderismo es recomendable seguir la “ruta de los túmulos”, por la cumbre del cordal de La Llomba, desde El Fariu, pasando por Fumarea y deteniéndose en el túmulo de El Cantón –sobre Canal-, para, a través de Los Salgueros, Les Cruces y Valloberu, llegar a Lluaria, límite del antiguo coto de Valdediós, en el concejo vecino de Villaviciosa. Viene a coincidir con la que turísticamente recibe la denominación de Ruta de las Cercanías del Cielo, por donde, si el caminante recorre todo el cordal, desde El Fariu a Lluaria, gozará con un paisaje donde se puede ver desde el puerto de Gijón hasta la ría de Villaviciosa, o los montes de El Naranco y El Aramo, de Peña Mea y Peña Mayor, de la Sierra del Sueve y los Picos de Europa. Sólo un experto será capaz de averiguar dónde se encentran los túmulos prehistóricos, todos expoliados o en peligro de destrucción, como tantas otras manifestaciones del pasado saregano.

Los servicios turísticos de la Comarca de la Sidra recomiendan la Ruta de la Toponimia, que propone al visitante un paseo por las aldeas y pueblos del concejo, descubriendo, con la ayuda de paneles didácticos, el origen y algunos datos relativos a los lugares señalados en dichos paneles. Realmente, vale la pena andar por cualquiera de los caminos de Sariego y observar manifestaciones de su pasado en hórreos y paneras, restos o recuerdos de molinos, fraguas y caleros, en casas mariñanas y algunas casonas blasonadas. El caminante tendrá oportunidades para conversar con gentes tan abiertas como el amplio valle en el que viven, y podrá observar las huellas de la historia en el medio natural y cultural de un hermoso concejo asturiano, porque –en palabras de Martínez de Pisón- "mirar un paisaje es no sólo gozar o entender el espacio, sino recobrar el tiempo."

Ruta De Las Cercanias Del Cielo – Sariego P.R. AS 197

Comenzaréis la ruta junto al panel de inicio situado en el parque de Vega (Capital del concejo de Sariego), siguiendo las indicaciones de la ruta os dirigiréis al barrio de Canal, en el que podréis disfrutar de la hospitalidad de sus gentes y observar interesantes ejemplos de arquitectura tradicional asturiana, no olvidéis deteneros unos instantes frente a los paneles explicativos del topónimo del pueblo, los cuales os darán a conocer los orígenes de su nombre, al igual que ocurre en la localidad de Villar, próxima parada en vuestro camino y a su vez último núcleo de población antes de acceder a las áreas más despejadas y con mejores vistas del municipio Saregano. Un ascenso de unos 200 m de desnivel por la loma de la colina os llevará al alto de la Fayuca. En este punto cruzando algunas servidumbres de paso, llegaréis a un camino de tierra que discurre entre un bosque de pinos en las áreas conocidas como el Pozu de los Llobos, La Biseca, Reonda, El Campu, Les Cruces. Muy próximo y a tan solo unos metros por una desviación señalada, podréis disfrutar de unos momentos de relajación en el Área recreativa de Perriellos, espacio adecuado con elementos para facilitarte un almuerzo agradable. A vuestro paso por esta parte del recorrido deleitaros con las hermosas vistas del Valle de Sariego, y dejad grabada en vuestra retina la majestuosidad de las Sierras del Sueve y Peñamayor, colosos naturales que flanquean la Comarca de la Sidra, e incluso si hacéis un pequeño esfuerzo y la climatología lo permite adivinad entre la bruma los agrestes riscos de los míticos Picos de Europa. Tras unos minutos de caminata la senda se suaviza y discurre apaciblemente entre pequeñas sendas y praderías. Quizás si tenéis suerte algún Jabalí se cruce a lo lejos en vuestro camino, o podáis maravillaros con el planeo de las águilas sobre vosotros, pues os encontráis en sus dominios. A pocos metros del final de la ruta, en el alto de la Campa, os damos la oportunidad de tomaros un último descanso en el Área que se ha adecuado para ello, lugar desde el que podréis divisar el impresionante paisaje del Valle de Bioges, la Ría de Villaviciosa, y como no del Mar Cantábrico.